Para Childrain fue una experiencia inolvidable. Organización, sonido, instalaciones y público de diez. Siempre estaremos agradecidos a la organización del Live for Madness por brindarnos la oportunidad de tocar allí.